Actividades Motoras para tu Pequeño

 

 

 

 

 

La etapa de los 2 años es un período de desarrollo motor clave en la infancia. Los niños comienzan a explorar el mundo que les rodea de manera más activa. Es por ello que vamos a explorar una serie de actividades motoras diseñadas específicamente para niños que se encuentran en edad Maternal  fomentando el desarrollo físico y de coordinación.

1. Juego de «Sigue el Ritmo»:

Crea un juego simple donde tu hijo te imite mientras haces movimientos lentos y rápidos. Este juego no solo mejora la coordinación, sino que también fomenta la atención y el seguimiento de instrucciones.

2. Carreras de Animales:

Imita los movimientos de diferentes animales y alienta a tu hijo a hacer lo mismo. Carreras como «correr como un conejo» o «caminar como un pato» estimulan la coordinación motora y la diversión activa.

3. Juegos de Atrapa y Lanza:

Utiliza pelotas de tamaño adecuado para que tu hijo las atrape y las lance. Este juego mejora la coordinación mano-ojo y desarrolla habilidades motoras finas y gruesas.

4. Pintura con los Dedos:

Proporciona papel y pinturas no tóxicas. Deja que tu pequeño explore creando obras de arte con sus dedos. Este ejercicio no solo es divertido, sino que también mejora la destreza manual.

5. Saltar sobre Almohadas:

Coloca almohadas en el suelo y anima a tu hijo a saltar sobre ellas. Este juego mejora la fuerza en las piernas y promueve el equilibrio y la coordinación.

6. Carreras de Obstáculos:

Crea un pequeño curso de obstáculos con almohadas, cajas o juguetes. Anima a tu hijo a pasar por el curso, estimulando el desarrollo de habilidades motoras y el sentido del equilibrio.

7. Juego de Imitación con Cintas:

Ata cintas en los brazos y las piernas de tu hijo y haz movimientos simples. Invítalos a imitar tus movimientos. Este juego mejora la coordinación y la conciencia corporal.

 

Estas actividades motoras para niños de 2 años no solo proporcionan diversión activa, sino que también contribuyen significativamente al desarrollo físico y coordinación. Al incorporar estas actividades en la rutina diaria, no solo estás fomentando un estilo de vida saludable, sino también sentando las bases para el desarrollo motor continuo de tu pequeño.

¡Explora, juega y celebra cada logro en este emocionante viaje de crecimiento!